Cocina macrobiótica. Lo que necesitas saber

Cocina macrobiótica. Lo que necesitas saber

cocina macrobiotica
 
¿Mantener un estilo de vida saludable?, sin duda alguna es algo que todos queremos, es por ello que hoy en día es posible encontrar una gran cantidad de dietas que prometen bienestar a nuestro organismo. Aunque es importante resaltar que no todas proporcionan beneficios, al contrario, más allá de ayudar lo que hacen es poner en juego nuestra salud, puesto que son dietas muy estrictas.

Una de las dietas que está ganando bastante popularidad en estos tiempos, es la macrobiótica, ya que la misma busca seguir los principios del yin y yang, con el fin de proporcionar un equilibrio saludable. Sin duda es un tipo de alimentación bastante interesante, del cual hablaremos a continuación.

¿Qué es la cocina macrobiótica?

Cuando se habla de cocina macrobiótica no se trata solo de una dieta, sino más bien de un estilo de vida natural, ya que su fin principal es el ayudar a desarrollar vuestro potencial humano, a través de los alimentos. Y es que la comida es esencial para los seres humanos, puesto que proporciona vuestra base biológica, su salud, e incluso ayuda a que seáis sensible con el medio ambiente. De ahí radica la importancia de aplicar la tan conocida frase de: somos lo que comemos.

Esta alimentación macrobiótica cuenta con varios principios, los cuales están establecidos con el fin de hacer que las personas encuentren ese equilibrio entre el Yin y el Yang. Entre ellos destacan:

  • Evitar los excesos. Se debe comer únicamente cuando se tiene hambre y servir una cantidad adecuada.

  • Reducir el consumo de alimentos procesados.

  • Fomentar el consumo de alimentos locales y de temporada.

  • Masticar correctamente los alimentos.

La cocina macrobiótica busca un equilibrio en cada plato. Se suele incluir alimentos como los cereales integrales, frutos secos, semillas, algas, legumbres, verduras, proteína animal como el pescado y frutas de estación.

Además, hay otros alimentos externos que se deben evitar o consumir en pequeñas porciones y de forma ocasional. Entre ellos, huevos, quesos duros y salados, carnes, embutidos, sal cruda, comida frita. lácteos, café, bebidas alcohólicas, azúcar, fertilizantes, aditivos, chocolate.

Si incluyes en tu dieta alimentos externos, es importante que mantengas un equilibrio entre el Yin y el Yang. Los alimentos según sus cualidades yin y yang podrían clasificarse de la siguiente forma:

Yin

    Yin ligero: cebollas, rábano rojo, coliflor, brócoli, col, mostaza, puerros, acelgas.

    Yin moderado: legumbres, pepino, apio, guisantes, setas, tofu, tempeh, remolacha, manzana, melón, albaricoques, sandía, uvas, naranjas, mandarinas, limones, almendra, nueces, malta de cebada.

    Muy yin: pan refinado, pastas y pasteles, tomate, patatas, berenjena, pomelo, plátano, piña, pimientos, espinacas, especias, miel, anacardos, queso fresco, yogur, mantequilla.

    Yin extremo: azúcar blanco, alcohol, marihuana, drogas, cafeína, edulcorantes artificiales, conservantes.

Yang

    Yang extremo: sal cruda, medicamentos, cerdo, ternera, huevos, quesos maduros.

    Muy yang: aves de corral, mariscos, pescado azul como el atún, el salmón y el pez espada.

    Yang moderado: pescado blanco como el rape, la merluza o el lenguado, pan integral, sal marina no refinada, miso, salsa de soja, algas.

    Yang ligero: cereales (arroz, avena, trigo, centeno, trigo sarraceno, quinoa, amaranto, etc.), judías azuki, zanahorias, arándanos.

Beneficios de la cocina macrobiótica

Debido a que se trata de una dieta que busca crear un equilibrio en lo que se come, los beneficios que proporciona son muchos. Y es que además de ello, ayuda a prevenir la aparición de algunos problemas.

Entre los principales beneficios destacan los siguientes:

  • Proporciona mayor energía: al ser una dieta rica en cereales, proporciona hidratos de carbono, que son efectivas para aumentar la energía de vuestro cuerpo. Resulta bueno para las personas que realizan actividad física.

  • Agilidad mental: se dice que la cocina macrobiótica ayuda a que el funcionamiento de vuestro cerebro sea optimo.

  • Elimina la acidez estomacal: la alimentación macrobiótica ayuda a evitar la acidez y el ardor estomacal, gracias a que mantiene el pH adecuado para vuestro organismo.

  • Controla el azúcar en la sangre.

  • Mantiene tu peso: esta dieta es efectiva par mantener la línea y no ganar kilos de más, ya que evita, tanto las grasas como los azucares procesados.

  • Alivia el estrés: la dieta tiene alimentos con propiedades increíbles, que ayudan a reducir el estrés y haciéndote sentir mejor en tu día a día.

  • Facilita el tránsito intestinal: esta dieta incluye alimentos con fibra, un ingrediente que ayuda a regular el tránsito intestinal. Esto hace que sea efectiva para quienes sufren de problemas de estreñimiento o gastrointestinales.

Origen de la cocina Macrobiótica

La cocina macrobiótica debe su origen a un japonés, llamado George Ohsawa, quien a comienzos del siglo XX, comenzó a aplicar diversas técnicas en su alimentación. Esto, basado en la filosofía del taoísmo y el equilibrio que debe llevar todo, según el ying y el yang.

Según George Ohsawa, quien creía en la dualidad del universo y de todo lo existente en el, también debería ser llevado a la cocina. Ante esto, George escribió muchos libros y compartió esta filosofía y estilo de vida y alimentación. Según muchos relatos, George fue detectado con una enfermedad grave. Sin embargo, gracias a que comenzó a alimentarse basado en la cocina macrobiótica, su condición mejoró, hasta el punto de sanarse.

libro George Ohsawa
www.abebooks.com

En general la cocina macrobiótica, busca mantener el equilibrio basándose en el ying y el yang. Esto con la finalidad de encontrar el equilibrio entre lo emocional y lo físico. George Ohsawa, al sentirse interesado por esta dieta, se unió a una asociación pre existente, en donde seguían esta clase de alimentación. Una vez allí, y dado los diversos acontecimientos que surgieron en su vida, Ohsawa escribió sobre esta cocina y prácticamente fue quién expandió su conocimiento al resto del mundo.

Recetas típicas de la cocina Macrobiótica

Existen muchísimas recetas que se basan en la cocina macrobiótica. Estas se basan en ser saludables y combinar diversos aspectos o alimentos, lo cual busca en general lograr el equilibrio alimenticio.

Es importante recordar, que la cocina macrobiótica busca lograr un equilibrio entre lo físico y lo emocional. Además, la mayoría de sus ingredientes son alimentos estacionales, por lo cual se recomienda basar las recetas en base a los alimentos de cada estación. Entre las principales recetas típicas de la cocina macrobiótica, podemos mencionar las siguientes:

Arroz furikake

Arroz furikake

El arroz furikake es una de las recetas más importantes de la cocina macrobiótica. Es recomendado para cocinarlo en épocas de primavera, en donde podremos obtener toda la fuerza e impulso necesario para poder iniciar con vitalidad la estación primaveral.Este arroz tiene la particularidad de ser depurativo, por lo cual brinda muchos beneficios a nivel del organismo.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz integral.

  • 1 cucharada de sake.

  • 1 cucharada de furikake.

  • 1 ciruela umeboshi.

Para los pickles de rabanitos, se deben contar con los siguientes ingredientes:

  • 1 manojo de rabanitos.

  • Media taza de vinagre umeboshi.

  • 2 tazas de agua.

  • 2 cucharaditas de sal.

Para complementar el plato, podéis añadir verduras como zanahoria y también tofu macerado.

Preparación:

  1. Lavar el arroz y dejarlo en remojo toda la noche anterior.

  2. Colocar el arroz en una arrocera con 2 taza de agua limpia.

  3. Añadir la ciruela umeboshi picada.

  4. Añadir la cucharada de sake y dejar 35 minutos aproximadamente a fuego mínimo.

  5. Una vez transcurrido el tiempo, dejar reposar en un bol tapado.

  6. Servir en un plato. Luego, espolvorear una cucharada de furikake por encima del arroz.

Para los pickles de rabanito, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Lavarlos bien

  2. En un bol tendréis que mezclar el vinagre de ume, la sal y 2 tazas de agua. Después, colocar los rabanitos en dicho bol.

  3. Dejar reposar aproximadamente 2 semanas.

  4. Transcurrido el tiempo se deben sacar los rabanitos y almacenarlos en un frasco hermético en la nevera.

A continuación compartimos un video con la preparación de arroz Furikake:

Crema de calabacín y guisantes

Crema de calabacin y guisantes

Esta receta es ideal para el invierno y resulta muy nutritiva. Para poder prepararla necesitaréis de los siguientes ingredientes:

Ingredientes:

  • 2 cebollas

  • 1 calabacín

  • 200 ml de leche de avena

  • 100 gramos de guisantes

  • 200 ml de nata

  • Hojitas de albahaca

Preparación:

  1. Primero debes cortar las cebollas en grandes trozos. Cortar también el calabacín en trozos grandes.

  2. Rehoga el calabacín con las cebollas durante aproximadamente 15 minutos.

  3. Añade el agua y los 200 ml de la leche de avena, y deja cocinar por aproximadamente 15 minutos más.

  4. Una vez transcurridos los 15 minutos, añada los 100 gramos de guisantes y los 200 ml de nata, y las hojas de albahaca.

  5. Remover bien y dejar cocinar durante 5 minutos aproximadamente.

  6. Transcurridos los 5 minutos, debes triturar y colar.

Existen muchísimas recetas de cocina macrobiótica, y es que se basan en la alimentación sana. Utilizando alimentos frescos y sobre todo, de temporada.

Los mejores microondas Teka

Por otro lado, si deseas cocinar la mejor cocina macrobiótica de forma sencilla, lo mejor es que te hagas con un microondas Teka. Los microondas de la marca Teka permiten un uso cómodo y proporcionan las funcionalidades necesarias para que puedas cocinar tus recetas macrobióticas de la mejor forma.

Ya sea un microondas normal, o un horno microondas Teka, echa un vistazo a la sección de microondas Teka, y hazte con tu microondas Teka al mejor precio Online.

Artículos relacionados: